De paseo, el collar de piedra